Imprimir esta página
Martes, 08 Septiembre 2020 13:57

Los nacionalistas reclaman el cese de Escrivá por su inacción ante la situación migratoria de Canarias

Escrito por

“No es suficiente mostrar malestar; hace un mes Torres tuvo a Sánchez en Lanzarote y en vez de mostrarle la realidad le regaló un timple”

 

CC-PNC señala al Estado del responsable convertir a las islas en una vía sin salida para los migrantes que llegan a nuestras costas

 

“Ni se los atiende en condiciones dignas y seguras ni se permite su tránsito a la península”

 

No se ha trabajado en una red de infraestructuras para la acogida ni se ha activado el Frontex ni se ha puesto en funcionamiento el SIVE

 

Los nacionalistas advierten que la inacción y la desidia no puede ser la respuesta a una situación que se complica día a día

Canarias a 8 de septiembre de 2020.-

El secretario insular de Coalición Canaria-PNC en Gran Canaria, Pablo Rodríguez, reclama el cese del ministro de Migraciones, José Luis Escrivá, por su “inacción y desentendimiento” de la realidad migratoria en Canarias a la que “ha dado la espalda eludiendo su responsabilidad”. Rodríguez señala al Estado como el responsable de convertir a las islas en una prisión para los migrantes que llegan a nuestras costas a quienes “con la excusa absurda de no contar con infraestructuras adecuadas no se les está atendiendo con la dignidad y seguridad necesaria y, al mismo tiempo, no se permite su traslado a la Península”. “Ni una cosa ni la otra”, señala el nacionalista; “lo que unido a la inacción diplomática del Estado y de Europa en los países de origen de los migrantes está llevando a las ONGs que atienden a pie de muelle a las embarcaciones a una situación insostenible”.

Para Rodríguez, queda claro día a día que el Estado “se ha desentendido” de la situación migratoria de Canarias “y lo ha hecho conscientemente” como demuestra el “desplante” del ministro Escrivá al Gobierno de Canarias aunque, Rodríguez, también señaló la responsabilidad del Ejecutivo autónomo y de su presidente, Ángel Víctor Torres “que hoy muestra su profundo malestar pero hace un mes tuvo a Sánchez en Lanzarote y en vez de enseñarle la realidad de la situación migratoria en esa isla, le regaló un timple”. “Eso evidencia que su malestar es solo de boquilla”, agregó al tiempo que recordó que durante meses “hemos insistido en este asunto en el Parlamento de Canarias y para los partidos del pacto de las flores todo iba bien y no había motivo de preocupación por la situación migratoria”.

El líder nacionalista asegura que “hay una intencionalidad clara en no dar respuesta a lo que está ocurriendo en las islas” porque “no hay excusa ni justificación que valga para no haber establecido ya, desde hace semana y meses, una red de infraestructuras de acogida a estas personas”. “Tampoco se ha trabajado en convenios de colaboración entre administraciones” para mejorar la atención y coordinar recursos “y no se ha hecho porque no hay voluntad política para ello” como tampoco “se ha activad el Frontex para cerrar la peligrosa ruta canaria” y por supuesto, “no se han preocupado por la activar el SIVE que sigue sin funcionar”.

La creciente llegada de migrantes a las islas responde a la necesidad de miles de personas de intentar mejorar sus condiciones de vida y culpar a quienes llegan a Canarias, tras una dura travesía en la que se juegan la vida, de la situación “es inaceptable”. “El culpable”, continúa Rodríguez, “es quien teniendo la responsabilidad de dar respuesta y atención a esta situación, como es el Estado, no la da y mira para otro lado” como también lo son quienes, como el Gobierno de Canarias, no levantan la voz exigiendo respuestas”. “La inacción de unos y otros”, se advierte desde CC, “no lleva a una situación en la que las tensiones se van a incrementar hasta encontrarnos, como ya hemos vivido, episodios que nos avergüenzan como sociedad”.

“La respuesta a este problema no puede oscilar entre la inacción y la desidia, que es el comportamiento de las dos principales administraciones, la estatal y la canaria, que debe dar respuesta”, concluye Pablo Rodríguez.