Jueves, 28 Septiembre 2017 21:34

Come salud, come Kale

Escrito por

 

Lo llaman Kale y es sin duda uno de los vegetales más de moda en este momento. Es prima hermana del brócoli, la coliflor y de las coles de Bruselas. En países como Estados Unidos está incluso en la sopa. Y nunca mejor dicho: en todos los restaurantes más saludables, sean vegetarianos o no, ofrecen opciones con esta verdura como principal ingrediente. Incluso ya tiene hasta un día en el calendario: el primer miércoles de octubre se celebra el National Kale Day. Quizás, la que le dio más notoriedad fue Gywneth Paltrow. La actriz de Hollywood, abanderada de la vida sana, lo convirtió en su alimento fetiche: “Es una de las mejores cosas que puedes comer”.

No solo es una cuestión de marketing. El Kale ha llegado a Canarias para desbancar a la espinaca, Popeye incluido, y se está convirtiendo en la reina de los productos verdes. Si todavía no la has probado te recomendamos que la apuntes en tu próxima lista de la compra del Mercado de Vegueta.

Si hablamos de salud, si buscamos un producto con el mayor número de nutrientes y vitaminas, ese es el Kale. Esto es porque el contenido vitamínico que contiene una taza de esta verdura puede suplir el valor de toda una semana de otras comidas: Vitamina K, A y C sin contar su alto contenido de minerales antioxidantes y fibra.  Tiene muy pocas calorías y un alto poder saciante. Es indicado para los hipertensos, ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares y el envejecimiento celular.

Al mismo tiempo, reduce el crecimiento de células cancerígenas. Gracias a su contenido de sulforafane, el Kale protege contra el cáncer de próstata y de colon. También tiene propiedades para calmar la congestión pulmonar, es beneficioso para el estómago, el hígado y el sistema inmunológico.

Los nutricionistas recomiendan incluir una taza de Kale en nuestra dieta dos veces a la semana. Búscala en los puestos de verduras del Mercado de Vegueta y trata de comprarla firme y de color intenso. Si la guardas en el frigorífico, introdúcela en bolsas de plástico para no perder sus nutrientes y para que sus hojas permanezcan frescas. Allí se mantendrá hasta 5 días perfecta y solo tendrás que lavar las hojas que vas a usar inmediatamente.

¿Y cómo prepararlo?

  • Ahora que están tan de moda los batidos vitamínicos y los zumos détox, prueba a incluirlo en tu zumo diario. A las sopas de pasta, como la clásica de fideos, potajes, agrégale Kale, en lugar de acelgas o espinacas.
  • Sustituir la lechuga del sándwich de siempre, por Kale es una idea fantástica. Imagina un sándwich de cebolla caramelizada con queso fundido y Kale… ¡Delicioso!
  • Y sin duda nada mejor que llegar a casa y prepararte una estupenda ensalada de Kale con trocitos de pollo o salmón ahumado y una vinagreta con mostaza y miel.

Si quieres seguir descubriendo este maravilloso producto, prueba las siguientes recetas, fáciles y sobre todo muy sanas del Kale:http://www.vogue.es/belleza/nutricion-dietas/articulos/15-recetas-faciles-y-sanas-con-col-rizada-kale/22336