Miércoles, 13 Enero 2021 15:44

Onalia Bueno solicita la presencia del delegado del Gobierno en la próxima Junta Local de Seguridad de Mogán

Escrito por
  • La alcaldesa de Mogán ha emplazado a Anselmo Pestana a fijar un día y una hora de su conveniencia la semana próxima para celebrar la Junta Local de Seguridad Extraordinaria
  • La Junta pretende analizar los efectos del fenómeno migratorio en Mogán

Este miércoles la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, ha remitido un escrito al delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, solicitando su presencia en la próxima Junta Local de Seguridad Extraordinaria, dado que a la celebrada el pasado 18 de diciembre no acudió por motivos de agenda. Esta nueva Junta se convocará para analizar e intentar frenar los incidentes que se están produciendo en el municipio a consecuencia del fenómeno migratorio.

La edil considera imprescindible la asistencia del delegado Pestana como máximo representante del Gobierno del Estado en Canarias, sobre todo por el asunto a tratar que califica como “especialmente delicado y sensible”. Por ello, con el objeto de convocar la Junta Local de Seguridad Extraordinaria a la mayor brevedad posible, Bueno ha pedido a Pestana que en un plazo máximo de dos días señale la fecha y hora que mejor le convenga para que este encuentro tenga lugar la próxima semana.

A la Junta Local de Seguridad Extraordinaria del 18 de diciembre acudió en sustitución de Pestana la subdelegada del Gobierno en Canarias, María Teresa Mayans. Entonces se adoptaron varios acuerdos que, según alega la alcaldesa, no se han materializado. Entre estos el aumento de la presencia de miembros de la Guardia Civil en el municipio para dar cobertura, seguridad y apoyo a los agentes de la autoridad ya existentes, y así poder afrontar y controlar las incidencias que se manifiestan en el término municipal.

Bueno considera que la asistencia del delegado del Gobierno facilitaría el cumplimiento de este acuerdo, ya que de lo contrario, incide, puede llegar a implicar un “potencial peligro de cara a la seguridad, no sólo de los agentes de la autoridad actuantes, de los propios migrantes y de los trabajadores encargados de asistencia, sino de los propios residentes y visitantes”.