Sábado, 16 Noviembre 2019 15:14

Celso Martín de Guzmán sigue presente en la memoria colectiva de Gáldar y de Canarias

Escrito por

 

El Teatro Consistorial de Gáldar acogió en la noche de este viernes una tertulia en recuerdo del profesor y arqueólogo, Hijo Predilecto de Gáldar, Celso Martín de Guzmán, con motivo del 25 aniversario de su fallecimiento y dentro de los actos de conmemoración organizados por el Ayuntamiento de Gáldar y el Cabildo de Gran Canaria. En ella Pepe Dámaso, Jerónimo Saavedra Acevedo, Gabriel Ortuño; Iñaky Saenz Sagasti y Juan Sebastián López García recordaron la personalidad y la trayectoria de alguien muy querido que sigue en el recuerdo de todos los galdenses. La corporación municipal presidida por su alcalde Teodoro Sosa, la familia y amigos, rindieron de esta forma un homenaje a la memoria del que fuera propulsor de la Cueva Pintada de Gáldar y defensor de la riqueza patrimonial y arqueológica de la ciudad en la que nació.

Moderó la tertulia el cronista oficial Juan Sebastián López, quien dio paso a quienes en algún momento de su vida tuvieron conexión con Martín de Guzmán, como fue el caso del artista Pepe Dámaso quien leyó una de las tantas cartas que conserva del profesor galdense, Una de ellas fue inspiración para su obra “Revelora” en el Teatro Consistorial, un proyecto minucioso que supuso un trabajo artístico que aporta al inmueble una gran belleza. Dámaso habló del talento, de la personalidad libre, de su pasión por la arqueología y sobre todo de la amistad que mantenían desde muy joven, tantos recuerdos de un ser humano al que se le añora de forma constante.

De su etapa como presidente del Gobierno de Canarias, Jerónimo Saavedra quiso destacar la etapa en favor de la cultura de Canarias, en la que trabajó Celso Martín de Guzmán cuando le nombró director general de Patrimonio de ese primer gobierno. Una etapa interesante, en la se formó un gran equipo con sentimientos comunes y con un gran compromiso social. Fueron sus primeros pasos en favor de recuperar y poner a disposición de la ciudadanía su amada y admirada Cueva Pintada. “Celso encontró la manera de dignificar el patrimonio de la cultura prehispánica de Canarias”.

El pintor Gabriel Ortuño, por su parte, compartió momentos de su vida en Madrid de aquella época de los 80, compartiendo piso y tertulias de amigos con Martín de Guzmán que entonces ejercía de profesor en la Universidad Complutense de Madrid. Alabó su talento, sus conversaciones de horas y horas sobre arqueología “no científica” sino desde el punto de vista del enigma, y sobre todo de arte y del mundo cultural en ese momento de plena efervescencia, donde establecieron una gran conexión.

El exdirector y actual conservador de la Cueva Pintada, el arqueológo Iñaky Sáenz habló de todo lo que aprendió con su entonces profesor en la Universidad Complutense y como cambió su vida desde entonces, con su posterior traslado a Canarias para participar en las primeras excavaciones de la Cueva Pintada. Celso era un sabio, un humanista y supo darle la oportunidad de conocer la cultura prehispánica de Canarias, “involucrarme en el proyecto de recuperación de este yacimiento”. Sáenz lo recordó con admiración, y agradeció la suerte de conocerle, valorando todo lo que hizo y la gran oportunidad que le dio de formar parte de lo que hoy es ya una realidad, ese Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, única en el mundo.

Juan Sebastián López García incorporó en la tertulia las palabras remitidas por María Isabel García Bolta que no pudo estar en el acto por problemas de salud, pero quiso estar igualmente explicando su admiración por él y destacando la importancia de su obra para Gáldar y para la cultura de Canarias.

Para cerrar el acto el alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa Monzón, le dedicó unas palabras de recuerdo y admiración al que es Hijo Predilecto de Gáldar “aquí en este Teatro Consistorial, muy cerquita de su siempre querida Cueva Pintada, tenemos hoy la imagen de Celso muy presente y recordamos su admirable figura y su trayectoria”.

“Me corresponde a mí como Alcalde destacar lo que significa para los galdenses su virtud principal, fuente y raíz de todas las demás; con la que se manifestó desde muy joven y hasta su temprana muerte: y ésta no es otra que el amor, el talento y la admiración de su persona hacia los orígenes y la historia de esta Gáldar milenaria, y su afán por la preservación de nuestro patrimonio arqueológico”, señaló.

Para el alcalde, Celso Martín de Guzmán forma parte indisoluble de la historia de Gáldar y, “claro está, de nuestra herencia cultural, porque hizo todo lo posible, y más, para acercarnos a esa riqueza, para que todos podamos admirarla, y sin saberlo , también nos hiciera reflexionar, porque no solo creía en los valores y en las posibilidades de esta tierra, sino porque su clara inteligencia y su autenticidad nos han enseñado y nos requieren a continuar siendo ejemplo admirable de cultura, de humanismo y de apertura al mundo”.

Gáldar sigue recordando su entrega a la Cueva Pintada. En el año 1989 redactó el anteproyecto del Parque Arqueológico, seguido en 1991 de la elaboración del Plan Espacial, y en 1992 culminó con Javier Feduchi Benlliure el proyecto del Parque Arqueológico de la Cueva Pintada. En la fachada de su casa en la calle Capitán Quesada, junto a su familia, su hermana Bélgica, amigos y vecinos, se le hizo una ofrenda floral en este recordado aniversario de su pérdida.