Jueves, 20 Febrero 2020 17:58

El Ayuntamiento saca a licitación por 55.362 euros el mobiliario y equipamiento de la zona destinada a Gastromercado en el Mercado Agrícola de Santa María de Guía

Escrito por

 

Del total de 50 puestos que acogerá el Mercado, 20 se situarán en la planta alta, donde se ubicará el Gastromercado

El Ayuntamiento de Santa María de Guía acaba de aprobar la licitación del Contrato de Suministro del Mobiliario y Equipamiento del Mercado Agrícola de Santa María de Guía por un importe de 55.362 euros. Se trata concretamente del equipamiento para la planta alta del edificio la que será destinada a Gastromercado, un concepto de ocio vinculado a la gastronomía.

Del total de 50 puestos que acogerá el Mercado, 20 se situarán en la planta alta, la destinada al Gastromercado. El proyecto contempla para esta zona del edificio un amplio espacio común para los diferentes puestos de la planta, dotado con mesas altas y taburetes que irán situados en la zona central, en contacto con la doble atura de comunicación espacial con la planta baja, lo que permitirá disfrutar de las actividades al aire libre que se estén celebrando en el patio exterior de ésta.

Para apoyar el nuevo uso y como prolongación del anterior espacio común se desarrollará una terraza exterior protegida por la cubierta del edificio, también mirando hacia el espacio exterior de actividades dentro del vaso del estanque que rodea la infraestructura del Mercado.

Para la construcción de esta nueva terraza se ha prolongado la estructura del forjado de la planta alta, cubriendo una parte del doble espacio existente, y se ha reconstruido una parte del actual trazado del muro. A esta terraza se podrá acceder tanto desde el espacio común de la planta alta como desde el exterior por la pasarela que comunica dicha planta con el camino de La Atalaya.

El proyecto arquitectónico del Mercado Agrícola de Santa María de Guía está concebido a partir de la preexistencia de un gran estanque de planta cuadrada de 2.500 metros cuadrados de superficie interior y 9 metros de profundidad cuyos muros de piedra cuentan con una protección medioambiental y paisajística consecuencia no sólo de su dimensión sino como importante infraestructura de riego vinculada a la relevante actividad agrícola que tuvo la Vega de Santa María de Guía, fundamental en el desarrollo económico del Norte de Gran Canaria.