Martes, 30 Junio 2020 22:26

Pedro Rodríguez presenta el proyecto de rehabilitación de la Plaza Grande de la Ciudad dotado con una partida de 750.000 euros

Escrito por

El vídeo con imágenes del proyecto puede descargarse a través del enlace https://bit.ly/RenovaciónPlazaGrande

El alcalde de Santa María de Guía, Pedro Rodríguez, presentó hoy el proyecto de remodelación de la Plaza Grande de la ciudad, una actuación en la que se invertirán 750.000 euros procedentes de la Consejería de Industria y Comercio del Cabildo de Gran Canaria.

Se trata, explicó el primer edil guiense, de poner en valor y mejorar la imagen de esta parte “tan querida de nuestro casco histórico, dotándolo de un espacio urbano mejorado, de más calidad, que propicie un mejor uso de esta Plaza, una mayor funcionalidad y una mejor accesibilidad para todos”, indicó.

Pedro Rodríguez explicó asimismo que este proyecto se enmarca dentro de “nuestra apuesta por una Ciudad más amable para los ciudadanos, con espacios cómodos, agradables y abiertos” subrayando que la actuación prevista realzará su imagen potenciando aquellos elementos históricos que favorecen su atractivo como la arboleda, la balaustrada y los adoquines de su entorno.

En tal sentido, Pedro Rodríguez detacó que el equipo técnico encargado del proyecto “ha sabido mantener y respetar los elementos tradicionales, conjugándolos debidamente con el cambio y la innovación precisas para lograr el fin que todos deseamos” deseando finalmente “que este cambio que vamos a emprender nos brinde a todos, también a las generaciones venideras, la oportunidad de disponer de una Plaza Grande, en pleno corazón de nuestro municipio, de la que todos podamos sentirnos muy orgullosos”.

A través de un vídeo, que se puede decargar en el siguiente enlace https://bit.ly/RenovaciónPlazaGrande con imágenes antiguas de la Plaza Grande junto a infografías en las que se muestra cómo quedará este espacio, los arquitectos encargados del proyecto, José María Martín y Ana Caracuel, del estudio Atelier Zaguán, explican con detalle las actuaciones previstas.

Mantener los elementos característicos de la Plaza como su arboleda y balaustrada para seguir manteniendo su identidad pero dotándola de nuevas calidades constructivas que posibilite su adaptación a los nuevos usos, actividades y eventos que los nuevos tiempos traen consigo,   son las premisas básicas que según José María Martín, han marcado el proyecto de reahabilitación de este espacio.

El objetivo, explica, es potenciar los elementos importantes que ya existen en la Plaza favoreciendo otras dotaciones y mejorando calidades para lograr que este lugar sea de nuevo un espacio compartido.

Para ello el proyecto recoge una serie de actuaciones encaminadas a conseguir que la Plaza Grande para convertirse en un espacio urbanístico de calidad, según explica Ana Caracuel.

Con este objetivo, una de las actuaciones más importantes que se acometerán será la mejora de los parterres de forma que se creen nuevos bancos lineales que abracen toda la plaza bajo la copa de los árboles. Estos bancos, prosigue Caracuel, crearán un trayecto zigzagueante “que formará un espacio más íntimo, resguardado del viento, que propiciará la estancia y el encuentro entre los vecinos, algo que creemos que es tan importante recuperar”, subrayó.

Entre los aspectos destacados por la arquitecta se encuentra el cambio de pavimento, sustituyendo el actual por piedra de Arucas, y la mejora de la accesibilidad, otra de las cuestiones fundamentales en este proyecto, a través de la cual se consigue transformar en accesible dos de las tres entradas, solventando el problema de las pendientes existentes en las actuales.  

En cuanto a la balaustrada, se llevarán a cabo unos trabajos de conservación y rehabilitación que incluyen, además, un cambio de color a blanco y gris para aumentar la sensación de amplitud y luminosidad desde el interior de la Plaza.

Precisamente la mejora de la iluminación de la Plaza es otro de los aspectos destacados del proyecto, con un nuevo y moderno sistema de iluminación que, además de enfatizar su carácter histórico mediante focos que iluminan de abajo hacia arriba proyectando una imagen más monumental de sus elementos, incorpora la instalación de seis pedestales modernos que, además de mejorar su sistema lumínico durante la noche, permite que la iluminación pueda variar según la época del año o la actividad que ahí se vaya a realizar.