Sábado, 24 Octubre 2020 13:59

El Gobierno destina más de 267.000 euros a la mediación familiar e intervención psicosocial con menores y jóvenes

Escrito por

Se conceden dos ayudas a la Fundación Canaria Centro de Atención a la Familia para la financiación de dos programas de mediación y atención psicoterapéutica a menores y adolescentes

 

El Consejo de Gobierno de Canarias ha autorizado hoy, viernes 23 de octubre, la concesión, de forma directa y por razones de interés público, de dos subvenciones a favor de la Fundación Canaria Centro de Atención a la Familia, para cubrir los gastos derivados de los programas denominados Infancia y familia en cambio (Infacam) y Atención psicoterapéutica, psicosocial y psicoeducativa a menores y adolescentes (Psinadol), por importe de 167.792,24 euros y de 100.207,76 euros, respectivamente.

El programa de Infancia y Familia en Cambio (Infacam) lleva a cabo una labor de intervención con unidades familiares que se encuentran o se pueden encontrar en una situación de conflicto, con el fin de desarrollar una labor de mediación familiar dirigido a ofrecer una herramienta de prevención y detección de situaciones de riesgo o desprotección de menores, así como de reconducción de los conflictos familiares.

Se trata de un programa a través del cual se ofrece una atención profesionalizada a familias que se enfrentan a un conflicto entre los cónyuges o miembros de una pareja de hecho (estables o no), entre padres e hijos, hijos entre sí que sean hermanos o no, o los que surjan entre personas adoptadas y sus familias biológicas o adoptivas.

De manera complementaria al citado programa, la Fundación gestiona el programa denominado de Atención Psicoterapéutica, Psicosocial y Psicoeducativa a menores y adolescentes (Psinadol), cuyo objeto es dar respuesta a ciertos escenarios que se manifiestan en la intervención con las familias. De esta forma, el citado programa interviene con personas de entre 8 a 17 años, que presentan disfunciones en su vida cotidiana, tanto en el ámbito personal como en el familiar, escolar y social.

Ambos programas tienen acreditada por su trayectoria, servicios prestados y resultados, su relevancia en la protección y desarrollo psico-emocional de la población infanto-juvenil en Canarias.