Viernes, 22 Mayo 2020 21:19

Las playas de Mogán abrirán con restricciones en la fase 2

Escrito por

El Ayuntamiento de Mogán ha establecido una serie de medidas para garantizar la seguridad de los usuarios y usuarias que acudan a las playas del municipio cuando Gran Canaria avance a la fase 2 del Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad.

Actualmente en las playas del término municipal de Mogán solo está permitida la práctica deportiva individual, pero en la fase 2, en la que probablemente entrará todo el archipiélago a partir del lunes, también se podrá hacer uso recreativo de estos espacios públicos.

Los que deseen disfrutar de las playas moganeras deberán hacerlo entre las 10:00 y las 20:00 horas. Los accesos serán limitados para controlar el aforo y será obligatorio mantener la distancia de seguridad interpersonal de al menos 2 metros.

En las playas se instalarán paneles de información con el código de conducta que deben cumplir los usuarios y usuarias. Estos no podrán practicar juegos con raquetas, pelotas, frisbi y otros similares. Tampoco se podrán instalar cenadores ni otros enseres de grandes dimensiones como mesas y sillas, ni usar las duchas o lavapiés.

Se prohibirá el uso de hinchables, a excepción de aquellos necesarios para que la seguridad de los niños y niñas no peligre durante el baño. Asimismo, los más pequeños tendrán que estar siempre acompañados de un adulto.

Para garantizar el cumplimiento de las medidas se reforzará la vigilancia con la presencia de agentes de los cuerpos de seguridad del Estado, voluntarios de Protección Civil, socorristas y personal de playas. Además, durante los primeros días de la próxima semana, se dotará de megafonía las playas para anunciar la normativa a los usuarios y usuarias.

El Consistorio hace una llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía para el buen uso de las playas así como de las zonas de baño, y señala que el incumplimiento del código de conducta y la aglomeración en estos espacios puede suponer la implantación de su sectorización, otra medida de carácter restrictivo en la que la Administración local ha trabajado y desarrollado.