Sábado, 23 Junio 2018 17:40

Concluye la I Conferencia de Municipios Turísticos con la aprobación de la Declaración de Adeje

Escrito por

 

El documento elaborado por integrantes de la Asociación de Municipios Turísticos de Canarias, profesionales, representantes empresariales y sindicales del sector turístico, además de las 2 universidades canarias, es fruto de las mesas de trabajos e intervenciones en los dos días de Conferencia. Este documento reclama un cambio en la planificación y gestión del modelo turístico para hacer frente a una nueva época.

 La I Conferencia de Municipios Turísticos de Canarias ha concluido hoy sábado tras su segunda jornada de trabajo. Las intervenciones de los cinco alcaldes de la Asociación de Municipios Turísticos de Canarias (AMTC) Adeje, Arona, Guía de Isora, Mogán y San Bartolomé de Tirajana en el plenario fueron complementadas tanto por siete mesas de trabajo, integradas por representantes del sector, como por la intervención de otros personalidad como el alcalde portuense Lope Afonso, el ex presidente de la FECAM Ramón Miranda y la ex consejera del Gobierno de Canarias Milagros Luis Brito.

Para el presidente de la AMTC, José Miguel Rodríguez Fraga, “esta primera conferencia ha puesto de manifiesto la necesidad que tenemos los municipios turísticos de trabajar unidos en la misma dirección, hay que insistir en la idea de la sostenibilidad social, económica y ambiental como pilares fundamentales de la mejora del destino, así como profundizar en el hecho de que el turismo es un eje vertebrador de la convivencia, del empleo y la riqueza. No podemos olvidar la gran necesidad que tenemos en la formación e inmersión lingüística, así como el reparto equitativo de los recursos”.

La Declaración de Adeje recoge las aportaciones hechas por integrantes de la AMTC, expertos de reconocido prestigio, representantes empresariales y sindicales del sector turístico y dos universidades canarias. El eje central de la declaración es el cambio de época por el que atraviesa el sector. Para sus firmantes, Canarias debe apostar por un nuevo modelo turístico basado en la calidad, diversidad y sostenibilidad. Objetivos que solo son posibles con una nueva gobernanza del turismo con planificación, gestión integral y participación de todos los actores del sector.

La competitividad de Canarias como destino pasa por apostar por un crecimiento sostenible que, ineludiblemente, significa contener el consumo de suelo turístico, mejorar la calidad de la planta alojativa existente y la diversificación de la oferta en búsqueda de nuevos perfiles de clientes de mayor poder adquisitivo.

La declaración incluye también la exigencia de un nuevo Plan de Infraestructuras Turísticas con una marcada segmentación, que atienda las necesidades de las 7 grandes zonas turísticas de Canarias. Esta exigencia debe ir en paralelo a un pacto por la financiación y fiscalidad justas para el sector y los ayuntamientos. Estos últimos reclaman que este nuevo modelo reconozca la cantidad de recursos que la población flotante turística consume en áreas como la seguridad y el mantenimiento de los servicios públicos. Una de las constantes en todas las mesas de trabajo fue la necesidad de definir de una vez por todas qué es un municipio turístico, para poder así prever sus necesidades y atenderlas.

Otro de los aspectos en lo que la Conferencia concluyó que es necesaria una reforma profunda en los planes de empleo y formación para aportar un plus de calidad al destino. Y además crear la Agenda Digital Canaria y la Agenda Canaria por la Sostenibilidad que permita adaptar el destino a las nuevas realidades sociales tanto de la sociedad digital como a los estándares de sostenibilidad.

El documento también recoge, en la línea del nuevo Estatuto de Autonomía, el reconocimiento de Canarias como un Archipiélago Atlántico al que le corresponde impulsar los nuevos y crecientes cambios económicos y culturales de la región. El turismo tiene que ayudar a que Canarias sea líder y motor de las zonas ultraperiféricas que abarcan Azores, Madeira y África Occidental. Pero este impulso no debe ser exclusivamente internacional, también debe ser interno. El turismo debe ser motor también para la modernización de otros sectores como el comercio, la agricultura y la industria en Canarias.